“Un compañero imprescindible”

Por Víctor Pais

Cruel, este desenlace se veía venir. Tras una dura pelea contra el Covid, falleció el pasado lunes 8 de febrero Leo Izraelzon, un querido vecino de La Paternal al que empecé a cobrarle aprecio desde que lo conocí hace varios años por su actividad como docente de periodismo en el Centro de Educación No Formal Juan Agustín García, que funciona en la Escuela Provincia de Mendoza. Con él alternábamos en alguna que otra charla organizada por su taller y en los encuentros de fin de año de los cursos. Luego, supe de su faceta militante, de la pasión y la inteligencia con que defendía y transmitía sus convicciones. Siempre con calidez, con buen humor y con firmeza, daba batalla en varios frentes. Y así como tuve oportunidad de debatir política en encuentros casuales en las calles del barrio o en un café, también nos juntamos más de una vez en la confitería La Corona para disfrutar y sufrir el clásico de Avellaneda, con el peculiar e infaltable condimento de las chanzas de la rivalidad: endiablado fan del Rojo, Leo; racinguista, el corazón de quien escribe estas líneas.

Más que sentidas palabras para despedirlo fueron las que nos ofreció Jaime Lerner, compañero de militancia y amigo de Leo, y uno de los fundadores y guías de El templo del fútbol, el museo de Argentinos Juniors: “Cuando me mudé a La Paternal lo encontré. Lo conocía pero la vecindad nos acercó. Casi es una obviedad pero algunas palabras vienen asociadas con otras y decir Paternal, Partido Obrero, Beatles e Independiente, entre otras cosas me traía y seguirá trayendo a Leo. En ninguna reunión pasaba desapercibido, por sus opiniones, por su humor, por su vozarrón. Leo seguirá siendo un compañero imprescindible. Su recuerdo será motor para muchos de nosotros. Si el mundo quiere homenajearlo tendrá que cambiar y ese día notaremos mucho más su ausencia. Chau querido Leo, te voy a extrañar”.

También nos brindó su recuerdo Guillermo Calvo, el coordinador del Centro arriba mencionado, en el que Leo dejó su profunda huella: “Lo conocí en 2004. Se presentó en la escuela, currículum en mano, para ofrecerse como docente de Producción y Periodismo en Radio. Al año siguiente comenzó a trabajar como docente de esa especialidad contratado por el Gobierno de la Ciudad. Fue un buen compañero y un buen tipo. Discutíamos de política. Yo soy peronista, él no lo era, no, ni a palos. Hincha del Rojo y yo de Racing. Nos gastábamos. Dio su curso durante 14 años dos veces por semana. El taller de radio salía al aire todos los jueves en el horario nuestro, de 18 a 20, en FM Doppler, una FM barrial, y los martes tenían clase teórica en un aula escolar. ¡Salud Leo! Fue un placer compartir y discutir con vos, ser compañeros de trabajo y vecinos del mismo barrio. ¡Hasta siempre, compañero!”.

Sobre la faceta militante de Leo, ahondó Eduardo Correa, referente de Jubilados Clasistas de La Paternal, quien nos dijo: “Leo Izraelson fue un gran luchador por el Socialismo. Fue uno de los constructores del local del Partido Obrero de La Paternal hace más de 20 años atrás. Formamos Jubilados Clasistas hace 5 años, convencidos de la necesidad de luchar por las reivindicaciones de los adultos mayores, desde una perspectiva clasista. Gran constructor del Partido Obrero y actualmente de la Tendencia del Partido Obrero. El maldito Covid se lleva uno de los mejores cuadros políticos de Paternal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *