Intervención al Álvarez Thomas: “Nos sacaron los fondos y la oficina de la Cooperadora”

elbarriopueyrredonEl Gobierno porteño también tomó posesión sobre lxs empleadxs administrativxs de cocina y comedor. El (ahora) expresidente de la Cooperadora de la Escuela de Agronomía, Guillermo Kechichian aseguró que, en plena pandemia, irrumpieron en la institución ocho trabajadores del Ministerio y un cerrajero. La Asamblea de Cooperadoras Escolares de la Comuna 12 repudió la intervención y toda la comunidad educativa está movilizada.

Por Agustina Cavalanti

(elbarriopueyrredon) El Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires intervino la Asociación Cooperadora de la Escuela Álvarez Thomas, de la Comuna 15, y se quedó con sus cuentas, su espacio físico y su depósito de cocina. De un día para el otro, dejó de funcionar como Comisión Directiva. En un abrir y cerrar de ojos, se esfumó el trabajo sostenido durante años.

“No tenemos más injerencias sobre nuestrxs empleadxs administrativxs de cocina y comedor, nos sacaron los fondos de reserva que alcanzan los 24 millones y medio de pesos, y la oficina de la Cooperadora”, aseguró a este portal el (ahora) expresidente de la Cooperadora del Álvarez Thomas, Guillermo Kechichian.

Alegación. La resolución que determina la intervención señala supuestas faltas leves a las formalidades legales de una auditoría realizada en diciembre de 2019, que constaba de 58 observaciones y que “todas fueron contestadas y explicadas”, dijo Kechichian.

Entre otros puntos, el Gobierno porteño había alegado que en los contratos de lxs docentes de las actividades extracurriculares no figuraba el importe que percibían.

“Tenemos 15 actividades extraescolares más toda la escuela de natación, son un total de 29 profesorxs monotributistas. Hay varias de esas actividades que tienen un importe variable porque es un porcentaje de la asistencia de lxs chicxs, del bono contribución de las familias que colaboran, parte va para lxs docentes y parte va para la Asociación Cooperadora, entonces ninguno tiene un monto fijo”, explicó el expresidente.

A su vez, la Gestión de Larreta había fundamentado que faltaban comprobantes de ingresos de los eventos que la Cooperadora realizaba, como ferias del plato o rifas. “Como si hubiese entrado dinero negro a la Escuela”, enfatizó Kechichian.

Ensañamiento. El martes 22 de septiembre, y en plena pandemia por Covid-19, se presentaron en las instalaciones de la Escuela ubicada en Terrada al 3900, el gerente de Cooperadoras, George Gil; el jefe gabinete de la Dirección de Gestión Estatal, Osvaldo Crespi; más el actual interventor Antonio Salum, de Cooperadoras Escolares; verificadoras de nutrición, Mariana Carrera y Claudia Semerdjian; el contador, Diego Talero; el verificador contable, Juan Diaz; y la escribana Eloisa Baca Martínez.

“Irrumpieron ocho personas más el cerrajero por supuesto. Entendemos que el objetivo del Gobierno de la Ciudad es desarticular la comunidad atacando a la Cooperadora para poder avanzar sobre la pileta y sobre los recursos de la escuela”, afirmó Kechichian.

Incertidumbre. La comunidad educativa está desorientada. Por un lado, peligran las fuentes de trabajo que las actividades de la Cooperadora provee a numerosas familias: personal administrativo, de comedor y docentes de extracurriculares. También, corren riesgo los fondos que, hoy en día, alcanzan los 24,5 millones de pesos (más la deuda que el Gobierno de la Ciudad tiene con la cooperadora cuyo capital asciende a 600 mil pesos).

“Son fondos propios genuinos, de toda la comunidad que con su esfuerzo su trabajo, colaboración, con su presencia los ha ido construyendo. Tememos por el futuro de nuestrxs empleadxs, por el manejo del comedor de autogestión que es de calidad, donde comen alrededor de 550 alumnxs. Por la alimentación de lxs chicxs, la Cooperadora venía sumando a la canasta escolar una bolsa extra por propia cuenta y a su cargo de alimentos como verduras frescas, elementos de limpieza, e higiene. Y, por supuesto, por la continuidad de las clases de natación que ya han sido mermadas por resolución del Gobierno”, aseguró el expresidente.

Movilización. La comunidad educativa del Álvarez Thomas se está movilizando y quiere explicaciones. Ya realizaron manifestaciones y pegaron carteles en la puerta de la Escuela y en el barrio. “Siempre fue una comunidad muy participativa, dispuesta al diálogo, al consenso, al disenso, a los acuerdos democráticos y espera lo mismo del interventor o de quien sea”, cerró Guillermo Kechichian.

Repudio. La Asamblea de Cooperadoras Escolares de la Comuna 12 manifestó su rechazo a la intervención de la Cooperadora de la Esc. 4 D.E. 16 “Coronel Álvarez Thomas”, conocida como “el Alva”. “La intervención es una represalia”, señaló en un comunicado. Y resaltó: “Repudiamos esta acción revanchista del Gobierno de la Ciudad y apoyamos las acciones políticas y legales de la comunidad escolar del Alva y de su Cooperadora en defensa de la continuidad de su autogestión. No nos callaremos, y seguiremos denunciando todos los desmanejos y el vaciamiento del sistema educativo público de gestión estatal porteño, aunque nos intervengan todas las cooperadoras”.

Del mismo modo, se expresó el Cuerpo de Delegadxs de Asociaciones Cooperadoras Escolares de la Ciudad de Buenos Aires y se solidarizó frente al avance intervencionista del Gobierno porteño. “Repudiamos la intervención y el manejo malicioso de la información dada a las familias de la Escuela. Instamos a que se revierta de la decisión y se busquen canales de diálogo”, comunicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *