“Le sacaron un gajo a la pelota”

La muerte de Diego Armando Maradona, figura tan preciada para la Asociación Atlética Argentinos Juniors, sin duda la institución deportiva más importante de nuestro vecindario, provocó la inmediata y espontánea concentración de centenares de admiradores en los alrededores del estadio que lleva el nombre del astro futbolístico, particularmente en el lateral que está sobre la calle Boyacá, donde hay un mural con su rostro, al pie del cual se improvisó una suerte de santuario. Allí se encendieron velas, se pegaron retratos pequeños, afiches, carteles con frases que expresaban sentimientos de devoción y dibujos realizados por niños, así como también se depositaron flores y objetos representativos, como camisetas y banderas con los colores del club de La Paternal y la selección.

La afluencia de personas comenzó a producirse alrededor de las cuatro de la tarde, apenas tres horas después de conocerse la noticia del deceso, y continuó hasta entrada la noche, cuando la llegada del cuerpo de Maradona a la casa velatoria de Tres Arroyos y Seguí desplazó el foco de la concentración hacia ese otro sitio de nuestro vecindario. Indudablemente, entre quienes se acercaron al estadio había una prevalencia de hinchas de Argentinos y de vecinos de la zona, pero también se acercaron muchas personas que llegaban de otros barrios e incluso del conurbano, y muchos que se identificaban con otros clubes.

La escena estuvo cargada de una fuerte ambivalencia. Por un lado, se vieron rostros circunspectos, lágrimas, dolor… Por otro, bandadas de jóvenes eufóricos que entonaban de tanto en tanto cánticos para celebrar a Maradona, el bullicioso sonido de la murga, pirotecnia de elevada potencia y, tras haber anochecido, fuegos artificiales.

“Un día muy triste a nivel nacional, no solo para los hinchas de Argentinos”, expresó Gonzalo Maneiro, un joven concurrente, simpatizante del club de La Paternal y vecino de Villa Santa Rita. Y afirmó: “Creo que para el fútbol mundial es el día más triste, es la muerte del fútbol, se podría decir. Maradona es el fútbol, es lo popular, es la gente, es la Argentina, es el que pelea contra los poderosos, es todo… Hoy es un antes y un después en la historia de este deporte”. Por otra parte, calificó como “hecho importante” la coincidencia de que esta muerte haya ocurrido en la misma fecha en la que falleció, cuatro años atrás, el líder cubano Fidel Castro, con quien el jugador cultivó un estrecho vínculo.

Otro joven que asistió a la convocatoria, Diego Mazzeo, de Villa Pueyrredón, dijo que su nombre de pila se lo pusieron “precisamente por Maradona”. Y contó: “Como trabajo acá, a un par de cuadras, decidí venir a recordarlo de alguna forma sumándome a este pequeño homenaje que le está haciendo la gente del barrio”. Explicó que su abuelo era fanático de Argentinos y que él, si bien no es hincha del club, sí profesa “un amor grande por Maradona y por toda su historia”. También dijo: “Creo que Maradona trasciende los clubes. No importa que seas de Argentinos, de River, de Vélez… Trasciende todo Maradona”. Y subrayó: “En el 86 yo no había nacido, pero vi los videos, vi la historia… Yo creo que unió a los argentinos de toda una época trágica para el país, las Malvinas y el golpe militar; unió a los argentinos y les dio esa alegría que la verdad que el país no venía teniendo, justo contra Inglaterra y después coronándolo con la copa del mundo. Dentro de lo que es el ámbito del deporte, para mí es el argentino número 1”.

Desde su hogar en Castelar llegó hasta el lugar Héctor Omar Ramundo, de 57 años, hincha de Argentinos que vivió hasta sus veinte años en Parque Chas. “La verdad es que todavía no lo puedo creer. Me enteré al mediodía cuando estaba trabajando, me fui a mi casa porque no podía creer lo que estaba escuchando en la radio y, cuando vi en los noticieros ‘murió diego Maradona’, ahí me largué a llorar con todo porque no caía”.

En Ramundo, el amor por Maradona y por su club están estrechamente asociados: “Mi papá era hincha de Boca pero me traía siempre a ver a Argentinos Juniors y a partir de ahí me hice hincha hasta que terminé siendo muy fanático. Pensé que el fanatismo me iba a durar hasta los veinte, veintipico de años, y tengo cincuenta y siete años y sigo siendo más fanático que a los veinte. Lo voy a ver a todos lados y al Diego lo vi jugar en Argentinos. Siempre digo que el Maradona de Argentinos fue el mejor de todos. Porque estaba fresco, recién se iniciaba, se aguantaba las patadas, se aguantaba todo…”. Recordó que “tenía 13 años cuando [Maradona] debutó en Argentinos y fue justo el día de mi cumpleaños [20 de octubre de 1976], y ese día no pude ir a la cancha”.

También rememoró: “Gracias a Dios puedo decir que lo vi jugar con la camiseta argentina. Fue impresionante. No hubo, ni hay ni va haber nadie como él. Es lo más grande que hubo en el fútbol”. Y auguró: “Siento que a partir de hoy la pelota va a estar triste. Cada pitazo de un árbitro, cada vez que empiece un encuentro, creo que la pelota va a lagrimear y va a ser de por vida. Le sacaron un gajo a la pelota”.

Finalmente sentenció: “El Diego era de todo. A mí no me importa lo que hizo con su vida. Me importa lo que hizo con mi vida, y a mí me hizo feliz. Me hizo llorar, me hizo reír… todo a través de una pelota y eso al futbolero no se le va nunca, es de por vida”.

Otra participante, Paola Lalia, vecina de La Paternal nacida en 1982 e hincha de Racing, manifestó: “Se me escapó el último guerrero. Estoy muy triste, no salgo de la sensación de no poder creer”. Y al igual que Maneiro destacó lo de la coincidencia con la fecha de la muerte del líder cubano: “Yo creo que cuando sos destinado a ser grande, sos grande hasta cuando te morís. Te moriste el mismo día que Fidel”.

Otro hincha de Argentinos presente, Fabián Di Sanzo, ante el acontecimiento no pudo pensar en otra cosa que en acercarse a la convocatoria: “Lo primero que hice fue llegar a mi casa del laburo y venir para acá, a la cancha donde él debutó. Sin palabras. Eso que siempre pensás, que el día que falte Diego se viene todo abajo… Llegó el día lamentablemente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *